Santa María de las Gracias

Santa María de las Gracias

La Iglesia medieval de Santa María de las Gracias es muy curiosa: sin fachada, su entrada está situada curiosamente en el lado derecho, al centro de tres grandes arcadas de piedra traquítica y calcárea. El interior es una nave única, con el altar mayor neoclásico situado en el ábside, que conserva un Ecce Homo entre dos nichos con estatuas de santos. La iglesia contiene también altares menores de madera de estilo barroco, como el púlpito, y también una antigua estatua de San Francisco, situada en el coro. La capilla, con bóveda en cruz y capiteles esculpidos, acoge el famoso crucifijo del Trescientos del Cristo Negro. El Cristo Negro es uno de los crucifijos más antiguos de Cerdeña, es del 1300 y es llamado Lu Cristu Nieddu debido al color que con el tiempo ha adquirido la madera de enebro. El crucifijo era considerado milagroso y era llevado en procesión cada vez que la población sufría una calamidad. La iglesia había sido Catedral a principios del Quinientos, al perder el título se convirtió en sede del oratorio de la hermandad de la Santa Cruz, que conserva la tradición del Lunissanti, famosa y tradicional fiesta local. De hecho la procesión inicia en esta iglesia, después de celebrar la misa en el altar del Cristo Negro.

Dirección
Via Marconi - 07031 Castelsardo